Actualidad económica 1-02-19

Han transcurrido dos meses de marcada estabilidad cambiaria. Paradojas de este país; en este primer mes del año, las autoridades no han encontrado un piso para la cotización del dólar a pesar de las compras diarias acordadas con el F.M.I. a efectos de dejar flotar el dólar dentro de una banda cambiaria que se va actualizando por un índice cercano al 3 % mensual. El monto de esas compras han aumentado de U$S 50 a U$S 75 millones, las tasas que reconoce el Banco Central a través de las licitaciones de LELIQs siguen en baja llegando a casi el 50 % anual y la baja del dólar continúa. Evidentemente, los grandes capitales se han pasado a pesos para aprovechar el momento con estas tasas fuertemente positivas. En este contexto, las acciones y bonos han mostrado una importante recuperación en este último mes. Claro que hasta ahora hemos hecho una rápida descripción de la actualidad financiera, que nada tiene que ver con la coyuntura económica. Por ahora, nada hace prever una baja significativa en el índice de inflación, el cual sigue motorizado por los aumentos anunciados en los servicios públicos y algunos privados. El nivel de actividad económica sigue mostrando guarismos nada alentadores. Más allá de que los niveles de consumo siguen deprimidos, diversas actividades que suelen traccionar la economía continúan en franca baja. Automotrices (en enero se han vendido un 40 % menos de unidades que en igual mes del 2018), Construcción, rubro Inmobiliario (a pesar de la baja observada en los precios, el mercado no se recupera) y otros, no observan síntomas de recuperación a corto plazo. Nada hace vislumbrar cambios importantes para los próximos meses. Probablemente, habrá que esperar como se resuelva la contienda electoral de este año para esperar, de una vez por todas, la implementación de medidas de fondo que a esta altura se ven como imprescindibles.

Claudio Cucatto